1 1 1
   
1 1 1
 
             
 

f1

f2

f3

 

La Fiesta de Moros y Cristianos de Lleida

La Fiesta de Moros y Cristianos de Lleida es una fiesta con unos orígenes que se remontan al 1150, año del que datan unos documentos que hablan, por primera vez, de la celebración de unas fiestas de ésta índole, con motivo de los festejos por el enlace matrimonial entre Petronila de Aragón y Ramón Berenguer IV, Conde de Barcelona. También encontramos referencias en años posteriores, como en 1458, con motivo de la visita del rey Alfonso el Magnánimo y en 1481, debido a la recepción de la reina Isabel la Católica.

Pero no será hasta finales del siglo XIX, cuando la Fiesta vivirá su momento de máximo esplendor y de donde proviene la estructura actual: la organización de los participantes en comparsas y dentro de éstas, la suborganización en hileras. La última referencia histórica la encontramos en 1899, momento en el que la celebración derivó en un baile que se celebró por última vez en 1945, durante las fiestas de la ciudad y en el que se hablaba a la par que se bailaba.

No fue hasta 1996 cuando se recuperó de nuevo esta Fiesta en Lleida, la única de Cataluña, hoy por hoy, en la se representa la lucha por la posesión de la ciudad, en un escenario inmejorable: el núcleo antiguo de la ciudad y sus calles principales.

La estructura de la Fiesta, que deriva del esquema del siglo XIX, se centra en dos bandos: el Moro y el Cristiano. Cada uno está integrado por tres comparsas. En el bando Moro encontramos los Musa, Banu Hud y Al·leridís y en el Cristiano: los Urgellencs, Anglesola y Pallaresos. Estos nombres no fueron elegidos al azar, sino que, según la historia, cada uno de ellos representa un territorio de la época.

Por otra parte, cada bando tiene una bandera que lo identifica: La de los Moros es verde–color de los creyentes– atravesada por una franja de oro que representa el río Segre, cargado de oro en aquellos tiempos y en los ángulos, se dibuja una media luna y un cometa de cinco puntas. La de los cristianos es blanca, con la cruz roja de San Miguel, patrón de Lleida y abanderado del ejército celestial. Estas son las banderas portadas por los abanderados, que van siempre delante de las capitanías. Cada uno de los bandos tiene un capitán que representa a las tres comparsas integradas en el mismo. Cada año, esa capitanía es ostentada por una comparsa diferente.

Además de estos cargos, cada comparsa tiene otros como: El barón o baronesa, para los Cristianos, y el Caíd para los Moros. Ellos son los responsables de organizar las hileras. El “Penó”- denominado Alam para los Moros- es la persona que abandera la comparsa, portando el estandarte de la misma. Detrás van las comparsas, organizadas en hileras de 6 personas, guiadas por un líder que las presenta al público.

Respecto a la estructura de la Fiesta, ésta se divide en tres partes. Por la mañana se realiza la entrada infantil, en la que los protagonistas son los niños. Los más pequeños, acompañados por los adultos y vestidos con los trajes propios de cada comparsa, efectúan una entrada en la Plaza San Juan, al ritmo de las marchas interpretadas por bandas de música que van presentándose al público a medida que alcanzan la plaza.

Después del desfile infantil se celebra un almuerzo de hermandad, donde se da la bienvenida a todo el mundo; no sólo a los que participan activamente en la fiesta-Festers-, sino al público en general. Por la tarde se realiza la entrada de gala. En ese momento, las comparsas lucen sus mejores vestidos y presentan las capitanías que han ido preparando durante todo el año.

Al atardecer tienen lugar los Parlamentos. Se trata de un enfrentamiento verbal, en tono humorístico, que acaba con la escenificación de una batalla por la posesión de la ciudad. Dicha batalla tiene como marco la Seu Vella de Lleida–antiguo Castillo de la ciudad–y se caracteriza por la alternancia en la victoria, es decir, el bando Moro y el Cristiano conquistan la ciudad de forma alternativa un año tras otro. Esta es una característica singular de la Fiesta leridana y que la distingue de las otras fiestas de la misma índole, donde lo habitual es la conmemoración de la victoria de los Cristianos sobre los Moros.

Aunque el día de la Fiesta se celebra siempre durante las fiestas de primavera de la localidad( durante el mes de mayo), la celebración se alarga, de algún modo, a todo el año, ya que durante los 365 días se van realizando actos relacionados con la Fiesta. Así por ejemplo, en el mes de noviembre- medio año festivo-se efectúa el relevo de todos los cargos. El acto se realiza en una ceremonia formal en la Seu Vella y se trata del evento más importante del año, después del día de la Fiesta por supuesto. Existen otras actividades, como la Fiesta de Bienvenida a los nuevos socios, las jornadas de difusión, el concurso de fotografía y el de carteles de la Fiesta y el Pregón-Concierto que tiene lugar en abril y que se supone el inicio oficial de la Fiesta.

La información de éstas y otras actividades puede consultarse en la web oficial de la Asociación de Moros y Cristianos de Lleida, así como también puede efectuarse cualquier consulta a las siguientes direcciones de correo electrónico: morosicristians@lleida.org

 

Texto y traducciones de Mireia Puig
"Festera" y colaboradora de la Associació de la Festa de Moros i Cristians de Lleida

   
             
 
     
1 1 1